Ensalada de apio y manzana

Este plato es una bomba vitamínica, sana y muy rica. Puede servir como entrante, como acompañamiento para los platos de carne o pescado a la plancha o a la brasa, o como plato único para la cena tardía.

Ingredientes para 2 personas:

  • 2-3 ramas de apio
  • 1 manzana Golden
  • 1/2 cebolla dulce
  • 10 nueces
  • 1 lata de maíz
  • 1 yogur natural estilo griego
  • Zumo de medio limón
  • Sal, pimienta

Limpiar bien y pelar el apio para quitar las hebras. Pelar la manzana y la cebolla, escurrir el maíz. La manzana, la cebolla y el apio cortar en juliana. Las nueces cortar en trozos pequeños.
En un bol poner el apio, la manzana, la cebolla, el maíz, las nueces, zumo de medio limon, el yogurt salpimentar al gusto y mezclar bien.
Dejar reposar en la nevera 1-2 horas para que todos los sabores se mezclen bien.

Valores nutricionales de las verduras utilizadas en la ensalada

APIO:
Esta hortaliza que da sabor tan característico a los caldos y guisos es originaria del Mediterráneo, del Cáucaso y del Himalaya.
Uno de los compuestos del apio que más llama la atención es la apigenina, considerada antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral y antioxidante, tampoco se queda muy atrás la luteolina, que parece mantener celebro en forma y hacer más lento deterioro cognitivo. Tiene gran poder diurético y capacidad de remineralización. En crudo es perfecto para tomar en ensaladas o mojándolo en cremas de queso.
MANZANA:
La manzana está llena de sustancias fotoquímicas de propiedades antioxidantes que reducen los riesgos de problemas cardiovasculares, refuerza el sistema inmunitario, es buena fuente de vitaminas (C, B1, B2, B3, B5, B6, B9, A y retinol, E y tocoferol, K, licopeno) y minerales, contiene una gran cantidad de fibra vegetal, quercetina y pectina.
NUECES:
La mayor ventaja que distingue las nueces de otros frutos secos es el mayor contenido de acido ALA perteneciente al grupo de EFA, es decir, asidos grasos insaturados esenciales. Este ingrediente esta muy apreciado por los nutricionistas. Contribuye a la prevención de muchas enfermedades de la civilización. Las nueces son una valiosa fuente de minerales, incluidos calcio, potasio, hierro, magnesio y vitaminas. La presencia de fibra dietética mejora el trabajo de los intestinos, facilitando la digestión y la asimilación de los nutrientes.

You Might Also Like

Leave a Reply