Algunos trucos para limpiar mejillon

A la hora de elegir mejillones, es aconsejable comprar mejillones de cría en primer lugar. Los que viven en libertad pueden contener cantidades incontroladas de contaminantes. Los mejillones son crustáceos muy valiosos que contienen altos niveles de nutrientes, incluidas proteínas, vitaminas y minerales. Los mejillones tienen hierro y se recomienda comerlos rociados con zumo de limón para una mejor absorción del hierro.

Un kilo de mejillones suele contener 25 dag de carne comestible. Cuando compre mejillones, preste especial atención a su frescura: cada mejillón debe estar bien cerrado. Si observa mejillones abiertos en el envase, es muy probable que ya no sean comestibles, es decir, que estén estropeados. cuando compre mejillones, compruebe la etiqueta del envase para asegurarse de que tienen todos los controles de calidad.

Los platos de mejillones no son complicados, en realidad son muy rápidos de hacer y ¡saben deliciosos! Sin embargo, antes de ponerlas en un caldo caliente, límpialas bien y comprueba cuidadosamente su frescura para que el plato sea seguro y sabroso.

Cómo limpiar los mejillones

  • Limpiar los mejillones es el proceso más laborioso, pero merece la pena.
    Inspeccione cuidadosamente las que vea abiertas golpeando la cáscara unas cuantas veces con un cuchillo, si se cierran significa que están frescas/vivos. Si no responden, hay que desecharlas. Otra forma de comprobar la frescura de las mejillon es introducir suavemente un cuchillo redondeado en el centro, si las mejillon se cierran indica que se pueden comer, de lo contrario hay que desecharlas.
  • A continuación, hay que limpiar los mejillones de algas, crecimientos y fibras. Acuérdate de quitar las barbas que sobresalen del lateral lado del caparazón. Puedes hacerlo con los dedos o con la ayuda de un cuchillo. Enjuague los mejillones bajo el grifo de agua fría y, a continuación, utilice un cepillo y un cuchillo para limpiarlos de impurezas. Cuando las hayas limpiado todas, enjuágalas de nuevo en un colador bajo el grifo de agua fría.
  • No los coloque en mucha agua, ya que se abrirán inmediatamente.

Mejillones limpios

Los mejillones así limpiados pueden prepararse calientes. Los mejillones son muy fáciles y rápidos de preparar. Combinadas con limón u otras hierbas, pueden constituir un plato exquisito para una velada para dos o para invitados inesperados. Ver receta de los mejores mejillones.

Ya tengo una hoja de laurel en el cuenco que le da un aroma especial

Recommended Articles